Historia completa

Nosotros

A finales del siglo XX y comienzos del XXI y luego de años de práctica en diverso grupos budistas, desde Theravada, Vajrayana y principalmente en grupos Zen tuvimos la inquietud, que se convertiría en un compromiso, de ofrecer un espacio para practicantes del Zen desde una perspectiva laica y sin fines de lucro. 

Así nace, I SHIN DEN SHIN. 

El nombre proviene la famosa historia del Buda girando una flor de loto atribuida a Bodhidharma. 

Sermón de la flor

Relato tradicional del inicio del Zen

"Sentados bajo la sombra de la tarde, los hombres aguardaban serenamente el mensaje del maestro.

El  Buda permanecía en silencio, los ojos entornados, las manos juntas.

De su postura emanaba una cálida fuerza,  una arrolladora energía, que creaba en el aire una atmósfera fuerte y profunda.

Su quietud era perfecta; apenas sus dedos se movían, girando delicadamente una flor.

Levantó los ojos y parpadeó.

Observó a sus discípulos. Mahakasyapa sonreía. Entre todos, sólo él había comprendido.  Tengo conmigo el Tesoro del Ojo del Verdadero Dharma y la maravillosa mente del nirvana, y se lo he transmitido a Mahakashyapa”.

“Una transmisión especial fuera de las escrituras

Más allá de textos y palabras.

De corazón a corazón

(I SHIN DEN SHIN en japonés)

Alcanzando así la budeidad.”

Se iniciaba de este modo el Budismo Zen.

"No es necesario hablar ni usar el lenguaje

hay que comprender, más allá de las palabras;

con el silencio."

Entre Buda y Buda, la verdad no puede ser explicada: está más allá de todas las categorías. El Zen no tiene necesidad de lenguajes diplomáticos. Pasa de espíritu a espíritu, Mitsu, íntimamente, profundamente, secretamente.

 

"La huella de la serpiente en la hierba

sólo la serpiente la comprende."

Misión

Más que una misión como tal, podríamos decir que tenemos un compromiso expresado en los 4 nobles votos del Bodhisattva.

Shigu Seigan Mon

 

Shu Jo Muhen Seigando

Bonno Mujin Seigandan

Homon Muryo Seigangaku

Butsu Do Mujo Seiganjo

 

Por numerosos que sean los seres sensibles

hago el voto de salvarlos a todos.

Por numerosas que sean las pasiones,

hago el voto de vencerlas todas.

Por numerosos que sean los dharmas,

hago el voto de adquirirlos todos.

Por perfecta que sea la Vía del Buda,

hago el voto de realizarla.

Sentado Meditación Zazen

Visión

Estos 4 compromisos se expresan en nuestra visión de la práctica budista de "salir del Zafu", es decir practicar en la vida cotidiana y no solamente en el cojín de meditación.

El mayor reto que enfrentamos es en las acciones más comunes de la vida, no en el aislamiento de la vida monacal.

Así la vida del practicante no es simplemente teórica,intelectual o académica. Es una práctica viva en cada acción de nuestra vida.